Abismos

Al filo del abismo supe que la muerte no es lo único que nos separa de la vida…también lo es, un corazón con miedo de vivirla.

Ella estaba ahí…con el corazón acelerado, con una extraña sensación de que aquel lugar refrescaría su mente y aliviaría su alma. Por allí, han pasado muchos, con rumbos y destinos distintos, con heridas diferentes, pero no por eso…menos dolorosas. Ella quiso detenerse en la punta de ese cerro para sentir la fría y húmeda brisa, observar la grandeza del mar y la aparente quietud del lugar…Quiso no tener recuerdos, pero el golpe de las olas con las rocas la despertó de ese pretencioso deseo…Aquel momento sólo le hizo pensar…que así como las olas vienen y van, a veces suaves, a veces furiosas…las penas también lo hacen, pero en el alma, cuando éstas se van, no vuelven más…Al menos, eso es lo que espera.

Visita: Castillo de Salgar – Atlántico, Colombia

S.

Anuncios

Espacio para comentarios: aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s