El peor castigo

El problema de ser yo misma, es precisamente convivir conmigo misma. Soy como un control sin el botón de STOP, y con el PLAY muy sensible. No me he dado cuenta de lo que he dicho, hasta que lo dicho hizo eco y desastres. Y así es en casi todo!. Cuando uno se propone metas “buenas” y objetivos “buenos”, lo ideal es seguir el camino “bueno”, de una forma “buena”. Ya sabes, andar y andar derechito, sin detenerse antes las tentaciones que te llevan por el mal camino. Ese mal camino que los padres tanto insisten en que no tomemos, y que por supuesto tienen consecuencias.

Cuando la cagas, el efecto inmediato es el castigo. Entonces, ahí va un manotazo, tienes prohibido salir, no hay permisos, la ley del hielo, etc. Y uno piensa que esos son los peores castigos, pero no. Realmente te quedas en silencio pensando que si no tenias el botón de STOP, pudiste haberlo inventado, dibujado y presionado a tiempo!, que eres una cosa lo más de ilógica y que en vez de hacer todo para tener una vida buena, estas haciendo todo para tener una vida de perro callejero. Y ese es tu verdadero castigo…cuando te das cuenta que obraste equivocadamente teniendo la opción de hacer lo correcto, que mal empleaste tu libertad y cagaste en la decisión. Además de eso, te cagaste en ti mismo.

Y bueno, queda la pregunta ¿y cómo hacer para tomar el control del control chimbo que eres?  

También puede ver: “sin titulo, soy lo que soy

De "Ética para Amador" (Savater)

De “Ética para Amador” (Savater)

Syne Mn.

Anuncios

Un comentario en “El peor castigo

Espacio para comentarios: aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s