Tras bambalinas

Los cuatro estamos en un gran teatro, famoso porque tras bambalinas hay una gran sala donde proyectan cine clásico a la antigua. Mientras cruzamos los telares, ella y yo jugamos a envolvernos en ellas, mientras los hombres al mismo tiempo, simulan buscarnos.

Nos ubicamos en nuestros asientos y un rato después, las luces se apagan y la cinta comienza a correr. Mi novio y yo estamos sentados uno al lado del otro, ella y él en los asientos contiguos. Varias parejas adolescentes aprovechan las escenas de poca luz para besarse como si quisieran devorar al otro y yo los miro con gracia.

En unos de esos largos segundos de oscuridad, de repente siento que su mano agarra la mía y la acaricia con lo que parece timidez y ternura. Presa de la sorpresa, confundida y temerosa de que mi novio o ella lo notaran, aparto mi mano de la suya sin dejar de mirar hacia la pantalla.

Luego de una eternidad (lo que en realidad fueron varios minutos), la luz de la linterna de los guardas irrumpen para poner orden a las demostraciones de calentura de los adolescentes. Aún con el corazón a mil, las luces me hacen notar que ella no está en su puesto. Ella se ha ido! Debí de haber estado muy entretenida con la película para no notar su ausencia.

Le lanzo una mirada de desaprobación a él y luego me dirijo a mi novio, quien al parecer no se ha percatado del pequeño suceso. Me excuso y me pongo en pie para salir e ir en búsqueda de ella. Salgo de la sala con determinación y camino por los pasillos de la entrada buscándola. Entro a los baños, a la cafetería, a los locales de exhibiciones, al pequeño museo ubicado ene el patio y no la encuentro. ¡Aquel lugar es inmenso!

Después de hacerle varias llamadas, ella contesta y me dice que está sentada por el jardín del patio. Había pasado por allí, pero no me detuve a observar lo grande y frondoso que era. Cuando llego, la encuentro sentada dentro del jardín, casi camuflada, mirando sin mirar. Me inquieta verla, su rostro permanece con una expresión de tristeza o resignación. Me siento a su lado y lo primero que dice es que él ya no la ama. Continua diciendo que a ella no le gusta ir mucho al cine y menos a ver películas clásicas, ella realmente odia eso. Pero me explica que lo hace sólo por él, por seguirle los pasos. Lo ama con locura.

Cuenta que está un poco cansada de hacer lo mismo siempre: playa, piscina, cine, fiestas; y de casi nunca tener un momento para ellos dos (un momento real), pues casi siempre él nos convida a mi novio y a mí a esos planes. Confiesa que en las pocas ocasiones que pasan juntos compartiendo alguna comida, hablando de cosas, o incluso en la intimidad, siente que él no está realmente presente. Pero él no era así en los comienzos de su relación, al parecer ha cambiado en el ultimo año.

Nunca hubiese pensado que esos momentos que compartíamos los cuatro, fuesen en su mayoría, uno de los pocos que ellos dos compartían. Hemos sido amigos por años, y en los tres últimos, ellos se habían declarado como pareja y salíamos con frecuencia a divertirnos y pasar tiempo juntos.

Estoy allí con ella, escuchándola y viéndola tan triste, preguntándome si lo que me cuenta tiene que ver con lo que le ha impulsado a salir intempestivamente de la sala de cine; si es que ya no aguantaba más tener esos pensamientos en un momento que se supone es de recreación, y por eso decidió salir a tomar aire y aclarar la mente; o es que ella pudo haber visto lo que entre escena y escena de poca luz, él hizo.

Pensar eso último me dejó helada. Me parecía imposible que a pesar de mi discreción y control en ese momento, ella lo hubiese notado (mi novio no lo notó). No obstante, ella no me lo ha mencionado, ni siquiera insinuado. No observo cambios en su forma de hablarme, su voz es la de una mujer triste y reflexiva que le está confesando a otra sus penas. El hecho de que nuestra interacción no fuese incomoda, me da algo de alivio.

Sin embargo, siento pena por ella, por su corazón roto, pero aun más, siento temor al recordar sus primeras palabras: él ya no la ama.

Syne Mn.

Anuncios

Espacio para comentarios: aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s